Array

Grupo de Campanilleros Santo Domingo de Guzman


 De todos los grupos musicales que han nacido en el seno de la Hermandad de la Sagrada Cena, el último en incorporarse ha sido este grupo de campanilleros, que además toma su nombre de Santo Domingo de Guzmán, fundador de la Orden Dominica, que a la vez también ha sido la última advocación incorporada al título de la misma. 

         Haciendo un poco de historia, mientras transcurren los actos del XXX Aniversario de la Coral Sagrada Cena, en los cuales se vuelven a reunir a un gran número de voces de distintas épocas, que por diversos motivos habían dejado de formar parte de la misma; se piensa en un nuevo proyecto musical, que sin tener una continuidad de ensayos semanales por falta de tiempo para gran parte de sus componentes, pudiera servir de trampolín para volver a unir las viejas voces con las nuevas, centrando su actividad, en un principio, en torno a las Navidades. Así comienza a gestarse esta idea, que culmina como un fruto humano más de esta efeméride.  

Podemos decir que el “lei motive” de este grupo es cantar a la Navidad al son de Campanilleros, como se hacía antaño por las calles de pueblos y ciudades, para llevar a todos  la Buena Noticia del Nacimiento del Salvador. Y si esto además, se hace acompañado de buenos amigos en armonía de Hermandad, mucho mejor.        

Si  bien en la selección de temas de la Coral no han faltado ni un solo año los Villancicos, no es menos cierto que la especialización de ésta en Polifonía y Canto Litúrgico, deja libre el terreno más folclórico en el que se centran los Campanilleros. 

 Entre los temas que integran el repertorio de este grupo nada es nuevo más allá de algunos arreglos musicales, pues todos los Villancicos que cantamos forman parte de la tradición más genuina de nuestra tierra. Casi todos son conocidos y cantados a lo largo de los años e incluso de los siglos por las familias cristianas durante los meses de Diciembre y Enero, como comprobamos cada vez que se realiza una Ronda al ser acompañados por todos aquellos que desde sus casas o en la misma calle entonan a la par que nosotros estos bellos cánticos.        

Para muchos de nosotros, la Navidad no sería la misma sin poder compartir con nuestros predecesores aquello que ellos mismos nos enseñaron y a la vez transmitir a las generaciones venideras, parte de nuestra esencia en forma de Villancicos, y asegurar de algún modo que esta tradición perdurará  más allá de los tiempos y las modas. 

 En cada rincón de nuestra geografía, cada vez que se escuchen los primeros acordes de una guitarra acompañada por panderetas, castañuelas, panderos, y otros instrumentos de percusión, arranquemos de las gargantas del pueblo las primeras letras de nuestros Villancicos

  



Faltan para el Domingo de Ramos

 

copyright  ©  2011  Hermandadsagradacenahuelva.com    |   Contacto   |   Sitemap   |          Desing by BixCreativos